Ley de Prevención del Blanqueo de Capitales

Si su banco le pide algún justificante de su actividad declarada no lo ignore. Si no lo aporta podrían bloquearle la cuenta.

La Ley 10/2010, de 28 de abril, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, su reglamento aprobado por Real Decreto 304/2014, de 5 de Mayo y sus desarrollos posteriores obligan a los bancos a pedir a sus clientes, personas físicas o jurídicas, documentos que justifiquen la actividad declarada independientemente de si hay más o menos relación con el banco.

No valen excusas como que en el banco le conozcan de toda la vida. O al contrario y que, por ejemplo, su única relación sea sencillamente estar autorizado en una cuenta de la comunidad de propietarios. Además, la solicitud de documentación será periódica a criterio de la Entidad, si bien por lo general se actualizan los datos cada cinco años para clientes de perfil de bajo riesgo y cada 3 años para riesgo medio.

El Banco debe velar por evitar el blanqueo de capitales y si se demuestra que colabora en actividades ilícitas el importe de las multas podría ir desde 150.000 euros hasta un importe máximo que ascenderá hasta la mayor de las siguientes cifras: el 10 por ciento del volumen de negocios anual total del sujeto obligado, el duplo del contenido económico de la operación, el quíntuplo del importe de los beneficios derivados de la infracción, cuando dichos beneficios puedan determinarse o 10.000.000 euros.

Ya lo sabe, si recibe una comunicación de su banco no lo deje mucho tiempo. Podría llevarse una desagradable sorpresa.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo.
Categorías Fiscal

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.